diumenge, 13 de novembre de 2016

¿Cómo murió mi madre? Capítulo 1.

Mi madre siempre fue una persona fuerte y vital, alegre y jovial y hoy hace una semana que nos dejó fríos en una triste sala de hospital. En un hospital grande, que para nosotros no es un gran hospital: el Hospital General Universitario de Valencia (a pesar de contar con algunos grandes profesionales, solo algunos).

Podríamos hablar de lo que podría haber pasado, pero no pasó, pero a partir de ahora y durante un tiempo, iré poco a poco explicando como vivimos todo lo que sucedió, la forma en que lo vivimos, las reflexiones hechas y las teorías creadas ante la falta de información y la información mal dada entre otras "chapuzas".

Y la gran pregunta... ¿Cómo hemos llegado aquí?
2016 ya empezó con una bronquitis que parecía no curarse nunca (febrero, marzo). Así que, después de mucho insistir en el centro de salud de Oropesa en el que, por decirlo así, no le hicieron mucho caso, fue de urgencias al Hospital General de Castellón, en el que quedó ingresada (al segundo o tercer viaje) al descubrir que una de las válvulas de su corazón no cerraba bien.

Pasamos allí unos días y le dieron una medicación acorde a su dolencia y tras unos meses de no encontrarse bien, recuperó gran parte de su calidad de vida. Además, quedó a la espera de ser operada en Valencia, a manos del jefe de cirugía cardiaca del mismo hospital en el que murió. 

Nuestra postura fue siempre la de confiar en los médicos y tal vez ese fue nuestro gran error. Confiar en el hospital de Valencia y confiar en el jefe de cirugía cardíaca. Sabíamos que la operación tenía sus riesgos, pero es muy duro que te digan que la operación ha sido un éxito y que pase todo lo que pasó, como es muy duro que tras un segundo ictus, o uno mal curado ido a más, el jefe de cirugía cardíaca siga diciendo que está muy contento con su operación y nos repita que fue un éxito. De hecho, tal vez hoy siga pensando que fue un éxito. De hecho, mi madre murió, muy seguramente a causa de una o varias bactérias. 

¿De dónde vienen las bactérias?
¿Del quirófano?
¿De la válvula?
¿De dónde?
Podéis contestar vosotros. A nosotros no nos lo contó nadie.
Por cierto, hay más casos similares.

Uf, ya os he adelantado demasiadas cosas, pero bueno... otro día volveremos a reenganchar con el maravilloso verano que pasó tomando el baño en su playa y tal vez lleguemos hasta esa operación que fue todo un éxito.